About Me

Técnica de Solución de Problemas: Protocolo de aplicación y caso práctico


La técnica de solución de problemas es una técnica psicológica de tratamiento de la perspectiva cognitivo conductual.

La solución de problemas persigue el objetivo de dotar al paciente de habilidades que le permitan resolver las situaciones problemáticas de su vida de una forma más flexible y adaptativa. 

Es una técnica aplicable a toda situación problemática y puede ser realizada por el paciente de forma autónoma. 

En este artículo te exponemos la solución de problemas y su protocolo y guion de aplicación a través de la exposición de un caso práctico.



En este artículo encontrarás:


            1. Información del caso práctico

            2. La actitud ante los problemas

            3. Análisis del problema

            4. Análisis funcional e hipótesis explicativa

            5. Planteamiento de objetivos

            6. La Búsqueda de soluciones

            7. Toma de decisiones

            8. Elaboración del plan de acción

            9. Puesta en práctica y evaluación de los resultados.



¿Cómo citar este artículo?

A. R. (2020). Técnica de Solución de Problemas: Protocolo de aplicación y caso práctico. Psicología Clínica. https://www.psicoterapiaypsicoanalisis.es/2020/11/tecnica-de-solucion-de-problemas.html


Técnica de Solución de Problemas


Solución de problemas: Información de un caso real


El problema de la paciente se inició hace 18 años cuando la madre de Paula desde el primer momento no aceptó a su pareja por razones de clase social y procedencia. Ella esperaba que Paula encontrara una pareja de origen catalán, de elevada posición social y estudios avanzados. 


El marido de Paula es británico, posee estudios básicos y trabaja como dependiente. Su madre no le aceptó desde el principio y tomó una actitud distante y cerrada hacia él. Los conflictos entre Paula y su madre y entre Paula y su marido y su percepción de que el problema era irresoluble empezaron en este punto.


El problema empeoró cuando el padre de Paula fue diagnosticado de cáncer hace 10 años. Su madre se vió incapaz de cuidarlo sola y empezó a mostrar conductas disfuncionales, agravando la problemática.

Durante la enfermedad y después de la muerte del padre de Paula, su madre desarrolló y fue diagnosticada de un trastorno depresivo mayor y empezó a expresar mensajes de soledad y abandonamiento hacia Paula, hecho que aumentó el distanciamiento familiar, empeorando la relación y la percepción de autoeficacia negativa de Paula para resolver el problema.


Otro punto significativo en la historia del problema sucede 7 años atrás, en la boda de Paula. Ésta se realizó en Inglaterra y pese a las facilidades que la paciente menciona haberle garantizado para que asistiera al evento su madre decidió no ir. 

Paula no se vio capaz de resolver el problema pese a las soluciones ofrecidas a su madre y le pareció imposible, consolidando sus creencias y percepción de baja capacidad para resolver problemas relacionados con su madre.


Hace 8 meses el problema se volvió a ver agravado tras una visita temporal de 15 días de la madre a casa de su hija. Paula y su pareja mantenía una opinión distinta a la de su madre respecto a la ayuda que ésta podía prestarles mientras se encontraba conviviendo con ellos, además, su madre pasó a no dirigirle la palabra al marido de Paula. La paciente no llegó a hablar el tema con su madre ni a pedirle ayuda ya que no supo manejar el conflicto.

En la actualidad Paula no ha llegado a expresar sus sentimientos y pensamientos o a afrontar el problema de forma directa con su madre. Considera no ser capaz y no tener recursos para resolver la problemática, por ello ha decidido pedir ayuda.


La actitud ante los problemas


Actitud ante los problemas: Paula considera los problemas laborales como “retos” y se ve capaz de afrontarlos, los ve una oportunidad para mejorar y superarse. Ella define un problema como aquello que no puede solucionar, como la mala relación entre su madre y su marido. Ante la problemática con su madre Paula muestra actitudes culpabilizadoras (“es culpa de mi madre”, “mi madre es imposible”) y de indefensión (“no soy capaz de solucionarlo”, “no tengo recursos”).


Atribución de causas: Paula realiza una atribución externa del problema hacia las conductas que realiza su madre y atribuye el empeoramiento de estas a la muerte de su padre. Para la paciente el problema viene determinado por causas que escapan a su control.


Significado del problema para el bienestar: El problema supone una amenaza para el bienestar de Paula ya que repercute en sus relaciones familiares generando distanciamiento y conflictos empeorando así su rendimiento laboral, hechos que le generan malestar y emociones negativas como tristeza, frustración y estrés.


Grado en que puede solucionarse el problema: Para la paciente los problemas si pueden tener solución aunque reconoce no ser capaz de hallarla para el problema planteado.


Autoeficacia: Paula presenta una percepción de autoeficacia hacia los problemas familiares baja. Considera no tener las herramientas o recursos necesarios para solucionarlos, se ve incapaz y evita afrontarlos.


Tiempo y esfuerzo: La paciente muestra una elevada motivación para querer resolver el problema, mejorar la relación con su madre y conseguir un ambiente familiar más estable y sano. Reconoce el problema como complejo y está dispuesta a dedicar tiempo y esfuerzo a resolverlo.



Análisis del problema


Delimitación del problema

En esta fase procederemos a definir el problema en términos sencillos y operativos.


Problema principal: incapacidad percibida de Paula para expresar, comunicar y resolver problemas relacionados con su madre.


Problemas secundarios:
  • Mala relación entre el marido de Paula y su madre.

  • Distanciamiento y mal ambiente familiar

  • Bajada en el rendimiento laboral.

  • Discusiones de Paula y su marido.
  • Discusiones entre Paula y su madre semanales.



Factores que inciden en el mantenimiento del problema




En esta fase procederemos a analizar los factores que influyen en el mantenimiento del problema.

Factores ambientales:


  • Gran distancia entre la residencia de la madre y la de Paula.

  • Alta exigencia y volumen de trabajo.

  • Red social de apoyo de la madre pobre.

  • Diagnóstico de depresión a la madre, medicación.

  • Sobreprotección del difunto marido y la abuel de Paula hacia la madre.

  • Muerte del padre de Paula.

  • Nivel básico de estudios del marido.

  • Expectativas de la madre sobre con quién debería haberse casado su hija (un hombre catalán con buena posición social).

  • Posición socioeconómica alta de Paula y su madre.

  • Nacimiento de la hija. 

  • Escolarización lejos de los padres.

  • Salud estable de la madre.

  • Sobreprotección de la madre por su marido y su abuela.

  • Visiones distintas entre Paula y su marido de cómo proceder con una persona mayor (él la enviaría a una residencia y Paula no está de acuerdo).



Factores personales:


  • Conductuales:


> Paula:

    • Evitación de conversaciones, llamadas y visitas a la madre.
    • Evitación del problema por parte de Paula.
    • Evitación del afrontamiento de las dificultades percibidas relacionadas con su madre.
    • Evitación de hablar en pareja sobre la madre.


> Madre:

    • Actitud distante y de rechazo hacia el marido de Paula.
    • No asistir a la boda de Paula.
    • Quejas y amenazas de la madre a Paula culpabilizadoras: “me habéis abandonado”, “quiero morirme”.
    • Expresiones emocionales exageradas, llantos y gritos.



  • Cognitivos:


                        > Paula:


    • Pensamientos de indefensión de Paula sobre el problema “no soy capaz”, “no puedo solucionarlo”, “no dispongo de herramientas”.
    • Sensación de bloqueo de Paula hacia el problema con su madre.
    • Pensar que debe elegir entre su madre y su pareja.


                        > Madre:

    • Personalidad y carácter difíciles.
    • Percepción de incapacidad para cuidar de su marido durante el cáncer.
    • Pensamientos disfuncionales “estoy sola”, “nadie me quiere”, “me tienen abandonada”.
    • Miedo a la soledad.



  • Emocionales:


    • Cambios de humor de la madre.
    • Consecuencias emocionales negativas del problema para Paula (frustración, tristeza, estrés).
    • Conflictos y discusiones de pareja.



Análisis funcional e hipótesis explicativa en la solución de problemas


En esta fase procedemos a elaborar el análisis funcional del problema buscando las relaciones entre las variables de relevancia en el problema halladas hasta ahora.

Además, procederemos a elaborar hipótesis explicativas sobre el desarrollo del caso y del problema.

 

análisis funcional psicología solución de problemas

Paula y su madre nunca han tenido una relación cercana ya que la paciente vivió su etapa escolar y estudiantil lejos de sus padres. 


El problema se inició cuando la madre de la paciente no aceptó a su pareja al conocerla por razones socioeconómicas y de clase social, tratándola de forma distante y fría. Paula nunca llegó a hablar de forma directa con su madre sobre éste problema ya que por razones laborales la frecuencia de encuentros familiares era baja. 


Evitó el problema y se originó una dinámica disfuncional a la hora de resolver problemas donde su madre se viera implicada. La mala relación entre su pareja y su madre, referida como problema principal por la paciente, se originó en este punto.

Cuando Paula celebró su boda tuvo que afrontar la situación de que su madre le comunicara que no quería ir. La paciente intentó resolver el problema aportando varias soluciones a su madre para facilitarle su asistencia al evento pero finalmente la madre no acudió. 


Se considera este un punto significativo en el desarrollo de su incapacidad percibida para solucionar problemas relacionados con su madre. Paula le ofreció muchas alternativas y comodidades, se esforzó mucho para que su madre asistiera a la boda pero con todas obtuvo respuestas negativas. 

El resultado le despertó emociones negativas significativas para su historia vital como una gran decepción por el hecho de que la madre no asistiera a la boda o que rechazara abiertamente a su marido. Estas significaron un punto de inflexión en el que consolidar sus creencias, empeorando la mala relación entre la madre y el marido de Paula, aumentando la distancia entre madre e hija y generando bajas expectativas de poder tratar y solucionar los problemas con su madre.


Cuando el padre de Paula enfermó de cáncer su madre se sintió sobrepasada por la situación e incapaz de cuidarlo sola. Tras la muerte del padre la madre fue diagnosticada con un trastorno depresivo mayor y empezó a sentir miedo a estar sola, mostrando conductas disfuncionales hacia Paula cómo expresarle mensajes de abandono y sobre que ya no la querían y se encerraba en su habitación a llorar y gritar. 

Las discusiones entre Paula y su madre aumentaron y las conductas de la madre reforzaron las creencias de Paula acerca de no poder resolver los problemas con ella, aumentando la distancia familiar, el malestar de Paula y manteniendo el problema.


Paula intentó realizar un acercamiento familiar e invitó a la madre a pasar 15 días con ella, su marido y su hija. La conducta de la madre hacia el marido fué totalmente distante, terminaron por no hablarse, reforzando la mala relación entre estos y los problemas y discusiones entre Paula y su marido. 

Paula no abordó el problema de forma completa con su madre. Le pidió si podía ayudarles más y su madre se negó, Paula no volvió a tratar el tema. El conflicto familiar se vio reforzado y la incapacidad percibida de Paula para resolver problemas con su madre también.


Factores cognitivos como la baja percepción de autoeficacia a la hora de resolver problemas relacionados con su madre , sus bajas expectativas de llegar a resolverlos y su atribución externa del problema (culpabilizando a su madre) llevan a Paula a experimentar emociones negativas como tristeza, frustración o enfado que repercuten en las conductas de esta hacia su madre. 


Paula tiende a evitar a su madre, evita afrontar y hablar los problemas con ella y evita las conversaciones, llamadas o visitas. Estas conductas contribuyen a reforzar las creencias de Paula acerca de su incapacidad para resolver los problemas relacionados con su madre y a mantener el problema principal. 

Al no resolverse el problema principal los problemas relacionados empeoran su curso, aumentan y se agravan: el distanciamiento familiar a nivel madre-hija y a nivel de pareja, las discusiones con la madre y el marido, la mala relación entre la madre y el marido, los problemas de pareja y el deterioro del rendimiento laboral de Paula. Las conductas de la madre tienen gran influencia en el problema principal, los problemas específicos y en las emociones, cogniciones y conductas de Paula.


Planteamiento de objetivos


El objetivo planteado por la paciente fue que la madre se comporte de otra forma y puedan llegar a vivir juntos y que la abuela pueda disfrutar de su nieta como una abuela normal.


Para fijar objetivos basados en la paciente se la hizo reflexionar acerca de qué podía hacer ella o en qué aspectos podría cambiar su comportamiento para lograr su objetivo. 

Se fijó el objetivo principal en mejorar la capacidad percibida de la paciente para afrontar y resolver problemas relacionados con su madre. 

Los objetivos secundarios a lograr para afrontar el objetivo principal fueron preguntados a la paciente y se elaboró la siguiente lista.


Objetivo principal: mejorar la capacidad percibida y obtener recursos para afrontar y resolver los problemas de Paula relacionados con su madre.


Subobjetivos:


  • Mejorar la comunicación entre mi madre y yo.

  • Ser capaz de expresar a mi madre lo que siento y pienso.

  • Ser capaz de afrontar un tema conflictivo con mi madre.

  • Saber reaccionar ante las conductas de mi madre.

  • Conocer más sobre el estado de mi madre.



La Búsqueda de soluciones


Para generar una lista de posibles soluciones se pedirá a la paciente que exprese todas aquellas que se le vengan a la cabeza sin pararse a juzgarlas o valorarlas.

En caso de que la paciente exprese dificultades para encontrar más soluciones se le recordarán los objetivos, se le pedirá que cierre los ojos y se imagine afrontando con éxito una situación relacionada con el problema.


Ejemplos de posibles soluciones alternativas que la paciente podría plantear:


  • Ingresar a la madre en una residencia.

  • Cambiar la residencia familiar más cerca de la madre.

  • Adquirir recursos para ser capaz de comunicar lo que pienso y siento a mi madre.

  • Adquirir recursos para ser capaz de afrontar los problemas con mi madre.

  • Hablar con mi madre sobre las conductas que me generan malestar.

  • Que su madre se traslade a vivir con ellos.

  • Cortar su matrimonio.

  • Convencer a la madre de que acuda al psicólogo.

  • Hablar con el psiquiatra para conocer la evolución de su madre.

  • Cortar la relación con su madre.

  • Que su madre venga a visitar a su nieta.

  • Llevar a la niña eventualmente a pasar días con la abuela.

  • No permitir a la abuela ver a la niña hasta que sus problemas mejoren.

  • Plantear a una de sus primas que resida con su madre.

  • Aumentar la jornada de la enfermera que reside con la madre y que esté las 24 horas del día con ella.


En caso de que los terapeutas vean conveniente sugerir algun solución alternativa que pueda resultar eficaz se procurará guiar a la paciente a encontrarla por sí misma planteándole que analice las soluciones ya propuestas e intente encontrar alternativas que cumplan con el mismo objetivo.



Técnica de Solución de Problemas


Toma de decisiones


La toma de decisiones es una parte crucial dentro de la resolución de problemas

Para ello vamos a evaluar junto con la paciente todas las alternativas de soluciones expuestas con anterioridad, analizarlas y seleccionar las más adecuadas.


Soluciones alternativas


Primero es necesario que la paciente tenga claras las opciones alternativas que hemos acordado, posteriormente vamos a pedirle que nos diga cuáles cree que pueden ser menos útiles o que no son factibles para lograr los objetivos planteados.


Comenzaremos preguntando cuáles para ella tienen menos validez o considera que no van a ser eficaces dentro de esta solución de problemas. 

Por ejemplo probablemente ella nos podría comentar que para ella cambiar de residencia familiar para ir más cerca de su madre es bastante improbable e ineficaz. 

Podría argumentar que esa opción no sería viable a nivel familiar debido a que primero tendría que dejar sutrabajo y encontrar algo parecido sería demasiado difícil, tanto por ambición personal ya que es algo que le costó muchísimo esfuerzo, como a nivel económico. También sería probable que argumentara que su marido se negaría en rotundo, ya que no sería una opción que él aceptara.


Otra de las alternativas que para ella podría no ser adecuada es la de que su madre se mudara con ellos ya que tras el intento que realizaron de quince días los conflictos en su matrimonio aumentaron y estuvieron discutiendo constantemente, además se enfrió más la relación de su pareja y su madre, anticipando y temiendo que eso les lleve a una situación peor.

Se guiará a la paciente para eliminar el resto de alternativas que no le parezcan viables, preguntándole si las ve factibles o si desea eliminarlas, preguntándole por qué razón o si sería posible modificar alguna solución para poder llegar a aplicarla.


Eliminar y agrupar soluciones alternativas


Tras el análisis de la paciente sobre las razones que le llevan a desechar estas alternativas, le propondremos si está de acuerdo en probar a agrupar o combinarlas con las que sí acepta o podría ver más factibles. 

Es muy importante que antes de eliminar varias opciones o alternativas tengamos claro el porqué no consideramos que van a ser útiles.


Para ello, vamos a pedirle que realicemos una lista o tabla con la probabilidad de éxito que vemos en éstas, podemos también darle puntuaciones como por ejemplo el 0= improbable; 1= poco probable, 2 = probabilidad mediana y 3 = alta probabilidad.

Tras esta clasificación de probabilidad, también es importante conocer los obstáculos y las formas que tiene Paula para afrontarlos, el tiempo y esfuerzo que puede o considera que puede dar de ella misma para llevar a cabo estas alternativas. 

Qué problemas ve ella en realizarlas, qué consecuencias considera que pueden traer tanto para ella como para su familia y su matrimonio. ´


Para ello vamos a proponer también que se clasifique de forma cuantitativa asignando un valor a cada alternativa según la dificultad percibida para aplicarla y anticipando los obstáculos que cada alternativa pueda suponer. Se valorarán las alternativas asignándoles un valor numérico dónde se puntuará 1 a las soluciones fáciles de aplicar, 2 a las de dificultad mediana y 3 a las de dificultad alta.


Análisis de las consecuencias positivas y negativas de las soluciones alternativas


Por ello, al igual que hemos hecho con la probabilidad, vamos a realizar un análisis a modo de tabla sobre las consecuencias negativas y positivas de realizar estas opciones o de combinarlas con las restantes. 

Así como se ha hecho con los obstáculos, vamos a proponerle que realice una clasificación del 1 al 3 teniendo en cuenta que 1 será el punto de referencia en el cual hay menos consecuencias positivas percibidas y serán puntadas con 3 aquellas alternativas que más consecuencias positivas puedan suponer para la paciente.

Una vez planteado el análisis de las alternativas se guiará a la paciente para que valore la probabilidad de éxito, la dificultad y las consecuencias de cada alternativa. 


Se analizará cada opción y se ordenarán jerárquicamente según las preferencias de la paciente.



Elaboración del plan de acción


En este punto vamos a intentar crear una planificación sobre cómo, cuándo y cómo llevar a cabo estas alternativas. 

Para ello vamos a realizar una serie de preguntas que resolveremos con Paula sobre qué pasos va a realizar, cuál haría primero, qué pasaría si no es capaz de realizarlos y pidiéndole que anticipe los posibles obstáculos que pueden surgir.

Para ello, es muy importante realizar ensayos y que Paula se enfrente a ello ya que en situaciones anteriores ha comentado que experimenta muchas sensaciones de bloqueo, para ello, vamos a utilizar la técnica de entrenamiento en imaginación. 


Explicación de la técnica


Primero, es vitalmente necesario que Paula entienda porqué vamos a realizar esta técnica y qué queremos conseguir con ella, los pasos que vamos a realizar y por qué le puede resultar beneficiosa para elaborar el plan de acción y llegar a cumplir los objetivos planteados. Por ello, como primera parte explicaremos lo que vamos a realizar y dejaremos claro que la paciente lo ha comprendido. 


Exposición en imaginación


El paso primordial es saber si Paula tiene la capacidad de imaginar y por esto vamos a ensayar en imaginación con una situación neutra. 

Cuando terminemos y tengamos claro que tiene buena capacidad de imaginación vamos a proseguir con el ensayo en imaginación de la realización de una de las alternativas planteadas, para ello también vamos entrenando estrategias que tenemos que utilizar en la situación real y qué podemos mejorar o cambiar conforme a lo que estamos viendo en imaginación.


Soluciones y alternativas


A partir de los ensayos en la imaginación y los pasos explicados por la paciente para llevar a cabo cada solución se procederá a desglosar las distintas alternativas en un listado ordenado de acciones en el que se delimitarán las acciones necesarias a seguir para aplicar de forma completa una de las soluciones planteadas.


Para cada alternativa se evaluarán también los aspectos situacionales relacionados: qué día vamos a proponerlo, cuál será el mejor sitio para hacerlo… por supuesto dejando claro que ella es la que tiene libertad para cambiar y modificar las situaciones en las que no se siente cómoda del todo o considera que no está del todo de acuerdo, modificando aquellos aspectos situacionales que puedan suponer un obstáculo para realizar las acciones planteadas.


Plan de acción


Por último y no menos importante, será importante elaborar y acordar conjuntamente una agenda de trabajo en la cual se observen las alternativas que se aplicarán y una planificación de las acciones que se realizarán, dónde, cuándo y cómo.


Puesta en práctica y evaluación de los resultados.


En esta fase vamos a analizar y hacer un seguimiento exhaustivo de las acciones realizadas y las alternativas aplicadas, de cómo se han adecuado los resultados que ha conseguido Paula con su intervención tanto con su madre como con su marido y valorar si están en la misma línea que los objetivos y los objetivos secundarios que habíamos planteado conjuntamente con anterioridad. 


Se tendrán en cuenta los sentimientos de la paciente al aplicar las soluciones, las emociones que han resultado, las expectativas previas y los resultados y mejorías obtenidos.


En el caso de que Paula nos haga llegar sus inconformidades o que consideremos que ha habido un desnivel en cuanto a resultados y objetivos se procederá a analizar las dificultades que la paciente ha percibido y se procurará adaptar el plan de acción para que la paciente pueda volver a aplicarlo.



También te puede interesar...



Publicar un comentario

0 Comentarios