About Me

Tratamiento Cognitivo Conductual en Adicciones

El tratamiento cognitivo conductual y las técnicas que lo componen han mostrado, generalmente, una alta eficacia y validez en el tratamiento de los trastornos mentales y problemas de adicciones.

Las técnicas empradas en el tratamiento cognitivo conductual basan su efecto terapéutico en la modificación de conductas y pensamientos para lograr cambiar la forma de sentirse del individuo.

En este artículo te resumimos las principales técnicas usadas en el tratamiento cognitivo conductual de las adicciones, sus objetivos y ámbitos de aplicación.


En este artículo encontrarás:

        1. La terapia Cognitivo-Conductual en el tratamiento de las Adicciones

        2. Técnicas más usadas en el tratamiento de las adicciones

        3. Técnicas cognitivas y conductuales en el tratamiento de las adicciones

        4. Los programas Multicomponente

        5. Terapias de las adicciones centradas en la familia

        6. Terapia conductual familiar y de pareja



¿Cómo citar este artículo?

A. R. (2020). Tratamiento Cognitivo Conductual en Adicciones. Psicología Clínica. https://www.psicoterapiaypsicoanalisis.es/2020/11/tratamiento-cognitivo-conductual-en.html


Tratamiento Cognitivo Conductual en Adicciones


La terapia Cognitivo-Conductual en el tratamiento de las Adicciones


Objetivos en la TCC sobre adicciones

        a. Centrarse en el abordaje de los problemas actuales,

        b. Establecer metas realistas y consensuadas con el paciente,

        c. Buscar resultados rápidos para los problemas más urgentes,

        d. Utilizar técnicas empíricamente contrastadas para incrementar la capacidad de los pacientes                    para manejar sus propios problemas, como la resolución de problemas.


Técnicas más usadas en el tratamiento de las adicciones


El Manejo de Contingencias


El manejo de contingencias es una técnica basada en las premisas del condicionamento clásico.


Los tratamientos de manejo de contingencias  se fundamentan en un cuerpo extenso de datos de la investigación en laboratorio y clínica que demuestran que el uso de drogas es una conducta operante que es mantenida y puede ser modificada por sus consecuencias. 


El manejo de contingencias se basa en la aplicación sistemática de reforzadores o castigos contingentes a la ocurrencia de la conducta objetivo o a la ausencia de la misma, que compiten con los efectos reforzantes de las drogas. 

Este tipo de intervenciones requieren, por tanto, seleccionar y monitorizar frecuentemente y de forma muy precisa, la conducta objetivo


Los programas de  manejo de contingencias han sido empleados sobre todo para reforzar la abstinencia, pero también, otros objetivos terapéuticos, como por ejemplo, la retención y la asistencia a las sesiones de tratamiento o el incremento de la adherencia a la medicación.



El Entrenamiento en habilidades de afrontamiento


Los programas que utilizan las técnicas de entrenamiento en habilidades y estrategias de afrontamiento, parten generalmente del análisis funcional de la conducta y más concretamente de la vulnerabilidad de cada sujeto y del análisis de otras variables relacionadas con el cambio (diagnóstico psicopatológico, factores intra e interpersonales, historia de vida y condiciones de vida).


El objetivo de las técnicas de afrontamiento es que la persona aprenda y desarrolle recursos específicos para el manejo adecuado de la gestión de su vida para alcanzar y mantener la abstinencia o la reducción de consumo de drogas.


En resumen estas técnicas se orientan a modificar el estilo de afrontamiento del individuo ante las diferentes situaciones vitales que le exigen responder.

En el caso de las adicciones estas técnicas buscarían modificar el estilo de afrontamiento a situaciones de consumo, relaciones sociales que llevan al consumo, a posibles recaídas, etc.


Adicciones y prevención de recaídas


La prevención de recaídas es una técnica de vital importancia en el tratamiento cognitivo conductual de las adicciones.

Todo tratamiento cognitivo conductual dirigido a intervenir en adicciones será complementado con una fase final de prevención de recaídas.


En esta fase será importante que el paciente:

    1. Aprenda a identificar qué situaciones, pensamientos y/o estados emocionales pueden acercar al                 consumo y cómo afrontarlos adecuadamente utilizando determinadas técnicas.

    2. Aprenda identi­ficar las claves y señales que anuncian la posibilidad de una recaída.

    3. Aprenda a enfrentarse a una recaída antes y después de que se produzca un consumo.


En líneas generales en la prevención de recaídas se combina:

        1. El entrenamiento en habilidades de afrontamiento (cognitivas y conductuales)

        2. La reestructuración cognitiva

        3. El reequilibrio del estilo de vida.



Técnicas cognitivas y conductuales en el tratamiento de las adicciones


Técnicas cognitivas


El objetivo de las técnicas cognitivas es modificar el estilo de pensamiento y cognición del paciente. 

Entre las técnicas cognitivas utilizadas en la terapia cognitiva pueden mencionarse: 


  • Detección de pensamientos automáticos
  • Clasi­ficación de las distorsiones cognitivas
  • Búsqueda de evidencia para comprobar la validez de los pensamientos automáticos
  • Concretar las hipótesis
  • Reatribución, descentramiento y descatastro­fización
  • Manejo de supuestos personales. 
  • Etc.



Técnicas conductuales


Las técnicas conductuales persiguen el objetivo de modificar el estilo conductual o de comportamiento del paciente. 

Entre las técnicas conductuales se encuentran:


  • La programación de actividades incompatibles
  • Escala de dominio/placer
  • Asignación de tareas graduadas
  • Entrenamiento asertivo
  • Ensayo conductual
  • Role-playing
  • Exposición en vivo
  • Etc.


Terapia Cognitiva de Beck


La terapia cognitiva de Beck es una terapia orientada a modificar el estilo cognitivo del paciente y se ha mostrado superior al no tratamiento en las conductas adictivas, aunque no superior a otras modalidades psicoterapéuticas.

Entre las técnicas utilizadas en la terapia cognitiva de Beck encontramos:


  • Entrenamiento en manejo del estrés
  • Entrenamiento en relajación
  • Entrenamiento en habilidades sociales
  • Entrenamiento en habilidades de comunicación
  • Entrenamiento en habilidades para la vida
  • Ejercicio aeróbico
  • Biofeedback
  • Entrenamiento en manejo de la ira



Tratamiento Cognitivo Conductual en Adicciones



Los programas Multicomponente


La terapia cognitivo conductual ha formado parte de modelos más amplios, como un componente más de un paquete de medidas terapéuticas. 

Los programas multicomponente son programas de tratamiento de las adicciones que recogen técnicas y premisas teóricas de otras áreas y perspectivas de la psicología.


Uno de ellos es el denominado Modelo Matrix, que consiste en un programa estructurado para vincular a los sujetos adictos a estimulantes a un tratamiento que les facilite el alcance de la abstinencia.

Incluye elementos propios de la prevención de recaídas, terapia familiar y grupal, educación sobre drogas y participación en actividades de autoayuda. 


En definitiva, el Modelo Matrix es un modelo multicomponente que incluye terapia cognitivo-conductual individual y grupal que ha demostrado su e­ cacia en adictos.


Nivel de evidencia 3 (alta): El Modelo Matrix, que incluye elementos propios de la prevención de recaídas, terapia familiar y grupal, educación sobre drogas y participación en actividades de autoayuda es efectivo en el tratamiento de conductas adictivas

Las Comunidades Terapéuticas son modelos multicomponente de tratamiento de las conductas adictivas que han mostrado efectividad principalmente en los primeros meses tras el abandono del consumo.



Los tratamientos combinados


Los tratamientos combinados son modalidades de tratamiento que combinan el tratamiento psicológico y el tratamiento farmacológico.


El NIDA  recomienda la utilización de las terapias psicológicas en combinación con los tratamientos farmacológicos en el tratamiento de las adicciones, formando parte del modelo de tratamiento en el que se realiza el abordaje global de los problemas que presenta una persona con problemas de dependencia

Su fundamentación se centra en el potencial de su complementariedad y en su capacidad para producir efectos acumulativos. 


Los objetivos de la terapia farmacológica estarían centrados en la desintoxicación, síntomas específicos, estabilización y mantenimiento y tratamiento de las patologías concomitantes. 

La terapia psicológica abarca a los objetivos de motivación al tratamiento, entrenamiento en habilidades, modi­ cación de contingencias de refuerzo, mejora del funcionamiento personal y socio-familiar y apoyo al tratamiento farmacoterapéutico. 

En la práctica clínica, los enfoques combinados en la mayoría de los casos son la estrategia adecuada en el abordaje de los trastornos por dependencia a sustancias.




Terapias de las adicciones centradas en la familia


En drogodependencias, las terapias basadas en la familia han mostrado su eficacia para conseguir aumentar el compromiso de los pacientes y sus familias con los programas de tratamiento, así como para aumentar la adherencia al tratamiento (incrementar la retención) y disminuir el uso de sustancias postratamiento, mejorar el funcionamiento familiar y facilitar la normalización de los pacientes en cuanto a su incorporación social.


Nivel de evidencia 3 (alta): Las intervenciones familiares en adolescentes con consumo de drogas aumentan el compromiso de los pacientes y las familias y la adherencia al tratamiento; reducen el uso de drogas post-tratamiento y mejoran el funcionamiento familiar y la normalización e incorporación social.


La Terapia Familiar Multidimensional (MDFT, Multidimensional Family Therapy)


La Terapia Familiar Multidimensional para adolescentes es un tratamiento para el abuso de drogas ambulatorio centrado en la familia. 

La MDFT examina el uso de drogas de los adolescentes en términos de una red de in‑ uencias (es decir, del propio individuo, de la familia, de compañeros, de la comunidad) y sugiere que la reducción del comportamiento no deseado y el aumento del comportamiento deseado ocurren en múltiples maneras en ambientes diferentes. 


Desde esta perspectiva la conducta individual se considera contextualizada dentro de una red de interconexiones de sistemas sociales, incluyendo el propio individuo, la familia, la escuela, el vecindario, los pares, la comunidad y el ámbito cultural. 

Todos estos sistemas sociales de referencia pueden, potencialmente, tener impacto sobre el uso de drogas de los adolescentes y también sobre otras conductas problemáticas relacionadas, y por tanto, bien guiados, también pueden convertirse en factores protectores. 

El tratamiento incluye sesiones individuales y de toda la familia que tienen lugar en la clínica, en la casa, en la escuela u otros lugares comunitarios.


Tratamiento Cognitivo Conductual en Adicciones


Terapia conductual familiar y de pareja


La terapia conductual familiar y de pareja se centra en el entrenamiento en habilidades de comunicación y en el incremento de la tasa de reforzamiento positivo en las relaciones familiares. 


Los candidatos para recibir este tipo de tratamiento son pacientes que están casados o que conviven con parejas no consumidoras de drogas. 

Se trata, en realidad, de programas multicomponentes que incluyen técnicas como el análisis funcional, la identificación de relaciones conflictivas que provocan el consumo de drogas, el incremento de la tasa de reforzamiento positivo en las relaciones familiares, la asignación de tareas, el control estimular, el contrato conductual, el manejo de contingencias y el entrenamiento en habilidades de comunicación y de solución de problemas.


Los estudios sobre la eficacia de las intervenciones familiares y de pareja han encontrado en la mayoría de ellos resultados positivos tras la aplicación de este tipo de estrategias.

  • Nivel de evidencia 1: La terapia conductual de pareja, dirigida a mejorar las relaciones familiares, ayuda a incrementar las tasas de abstinencia. 
  • Grado de recomendación B: Con los pacientes que conviven con parejas no consumidoras de drogas debe aplicarse terapia conductual familiar y/o de pareja.


La Terapia Familiar Breve Estratégica (BSFT, Brief Strategic Family Therapy)


En el ámbito de las adicciones, el principal campo de aplicación de este modelo ha sido la población adolescente

La importancia del contexto familiar en esta etapa del desarrollo ha favorecido la aplicación de programas basados en el entorno familiar como elemento generador y regenerador de la problemática adictiva. 

Es una intervención breve que se utiliza con adolescentes que consumen drogas y que presentan otros problemas de conducta. 

La terapia se centra en la función que tiene el uso de drogas que se interpreta como señal del malestar del funcionamiento familiar. 

Duración: El tratamiento dura 8-24 sesiones, dependiendo de la severidad del problema.


La familia es un sistema y por lo tanto lo que afecta a un miembro de la familia afecta a todos los miembros del sistema familiar. 

Según el enfoque sistémico, el consumo de drogas y otras conductas problema que realiza el adolescente son síntomas que nos señalan que el sistema familiar funciona inadecuadamente.


Los patrones de interacción familiar influyen en el comportamiento de cada miembro de la familia. Dichos patrones son conductas de interacción habituales que se repiten en el tiempo.


La intervención se centra en la planificación de los objetivos que proporcionen los medios prácticos para eliminar dichos patrones interactivos que están directamente vinculados a las conductas que muestra el adolescente (abuso de drogas u otras conductas problema). 


Los objetivos que persigue la terapia familiar breve estratégica son dos, principalmente: 

    (a) eliminar los conductas de abuso de drogas y otras conductas problema; 

    (b) cambiar la interacción familiar que posibilita el síntoma (consumo de drogas). 


Indicaciones y recomendaciones de la terapia familiar estratégica breve


  • Grado de recomendación A La Terapia Familiar Estratégica Breve favorece el compromiso de las familias para participar activamente en el proceso de tratamiento de las conductas adictivas en adolescentes.

  • Grado de recomendación B La Terapia Familiar Estratégica Breve mejora la dinámica de funcionamiento familiar y los efectos persisten en el tiempo.

  • La Terapia Familiar Estratégica Breve está especialmente indicada para las familias de adolescentes abusadores de drogas con mayor nivel de desestructuración

  • Grado de recomendación B La Terapia Familiar Estratégica Breve centrada en una sola persona del núcleo familiar puede ser tan efectiva como la inclusión de todo el núcleo familiar en la terapia.

  • Grado de recomendación B Las terapias individuales que tienen como diana la estructura familiar producen mejores resultados que las terapias individuales que tienen como diana el cambio individual.


La Terapia Familiar Multidimensional (MDFT) y Multisistémica (MSFT)


La terapia familiar multidimensional y la terapia familiar multisistémica son otros tipos de psicoterapia familiar, similares a la TFEB, que siguen el modelo sistémico para la comprensión de la familia y sus interacciones.


Indicaciones y recomendaciones de la MDFT y la MSFT:

  • Nivel de evidencia 1 La terapia basada en la familia, sumada a programas de dispensación de metadona, mejora la retención, especialmente en pacientes con peor pronóstico inicial.
  • Nivel de evidencia 2 La MDFT muestra mayor e­ cacia que la terapia de grupo de iguales en la disminución de riesgos y la promoción de procesos de protección en las áreas individual, familiar, escolar y grupo de iguales, además reduce el consumo de drogas durante el tratamiento.
  • Nivel de evidencia 3 Los tratamientos basados en la familia con adolescentes, comparados con aquellos que no se focalizan en la familia, muestran bene­ cios en la adherencia y retención, mejores resultados en la reducción de consumo y problemas de conducta, mejora de la dinámica familiar y menor adscripción a grupos de iguales consumidores.
  • Grado de recomendación 3 Consolidar una alianza duradera entre adolescente, profesional y familiares correlaciona con el éxito de la terapia





Publicar un comentario

0 Comentarios